President’s re-election boosts peace-talk hopes in Colombia

20140615-195048-71448494.jpg

Colombia’s president, Juan Manuel Santos, won a second term on Sunday with an election victory that allows him to continue peace talks with Marxist guerrillas to end a half-century war.

Santos beat rightwing challenger Óscar Iván Zuluaga with about 50.8% of the vote after a bitter campaign that challenged voters to decide between the incumbent’s pursuit of negotiated peace or a likely escalation of combat under Zuluaga.

Zuluaga trailed with about 45.1% of support. Votes had been counted from more than 98% of polling stations, meaning Santos’s victory was secure.

His re-election comes as a relief to his backers as well as traditional rivals from the left who backed the peace talks and feared they could have been jettisoned by Zuluaga in favour of trying to end the long conflict on the battlefield.

Santos, who hails from one of the country’s most influential families, opened talks with rebel leaders of the Revolutionary Armed Forces of Colombia (Farc) in late 2012 to end a conflict that has killed over 200,000 people and forced millions more from their homes. He made peace hopes a key selling point throughout the campaign.

Although they have shown more progress than previous failed efforts, the peace talks in Cuba have been divisive. Zuluaga supporters fear a peace deal could hand the Farc leaders political power without punishment for their crimes.

Santos sought to capitalise on support for his peace effort this week by revealing preliminary talks had begun with the second biggest rebel group, the National Liberation Army (ELN).

A victory for Zuluaga, 55, could have spelled the end of the peace process if the Farc rejected the tougher conditions he vowed to impose to keep talks going.

Colombia’s financial market were not rattled by the campaign because both candidates are considered business friendly. Colombia’s economy is one of the fastest growing in Latin America.

Anuncios

Un proceso de paz largo no es necesariamente mejor / Análisis

Con el anuncio de Santos y la reelección, las Farc van a querer eternizar la negociación.

Al poner sobre la mesa esta semana su carta más fuerte para la reelección –un acuerdo de paz definitivo con las Farc–, el presidente Juan Manuel Santos dio por hecho que la negociación con esta guerrilla se tomará más tiempo del que esperaba.

Esto, que al principio lo mortificaba, que ha sido punto de tensión en La Habana y cuyo quiebre algunos verán hoy como mero cálculo electoral de Santos, es, frente a la negociación, un acto de realismo.

Si bien ni el Presidente ni el país quieren ni aguantarían negociaciones eternas, en el mundo han sido más escasas las cortas que las largas. Lo demuestra un balance de 25 procesos de paz del español Vicenç Fisas, que por varios años hizo para la ONU el corte de cuentas de los diálogos para terminar conflictos.

Los procesos de paz han pasado por extremos impensables, como el de Armenia-Azerbaiyán, que duró 23 años, y el de India, que fue de 16, y por casos rápidos, de 8 meses, como el de Indonesia. Es el único que ha gastado menos de un año.

El siguiente más corto fue el de Nepal, de un año, pero de ahí en adelante, con excepción del de Senegal, ninguno duró menos de dos.

Similitudes con Guatemala

El de Colombia, como es obvio, ya no fue de meses. Pero hacerlo en un tiempo razonable es el nuevo desafío, ahora que, ante la campaña de reelección de Santos, la segura tentación de las Farc será estirarlo.

En conversaciones informales, delegados de esta guerrilla suelen mencionar la negociación de Guatemala, de seis años –de 1991 a 1996–, como ejemplo de que la paz no puede hacerse a las carreras. Allá la negociación con la Unidad Revolucionaria Nacional pasó por tres presidentes.

La parte buena de la historia es que el proceso de paz nunca se rompió y esta guerrilla firmó la paz con el político de derecha Álvaro Arzú. La mala, que en este mismo gobierno fracasó el referendo sobre los cambios constitucionales que requería el acuerdo. No pocos atribuyen el fracaso a que Arzú no estaba interesado en los acuerdos y no cumplió su promesa de promover el referendo.

Aunque otras negociaciones han ido a la par de campañas presidenciales y legislativas, el parecido nuestro con Guatemala es algo que las Farc no deberían pasar por alto.
Santos, que se la juega por el proceso de paz, es una opción para el siguiente periodo presidencial, pero otros, como el uribista Óscar Iván Zuluaga, con todo y su actual bajo perfil, son una probabilidad.

Aquí es donde entra la opinión pública, a la que hay que convencer con resultados y a la que las Farc suelen ignorar. Y un proceso de paz largo no significa mejor, como bien lo muestra la historia guatemalteca.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
Twitter: @margogir

68a. Asamblea General de las Naciones Unidas #Colombia #UNGA

El Presidente de #Colombia Juan Manuel Santos habla en la 68a. Sesión de la Asamblea en Nueva York hoy 24 en la mañana
(Septiembre 24 – Octubre 1o.) en vivo y en directo

‘Buscamos que Farc sean fuerza política sin armas’: De la Calle

20130609-180835.jpg

Gobierno ofrece garantías si diálogo de Cuba desemboca en conformación de partido de la guerrilla.

Este martes, en La Habana, el Gobierno y las Farc comenzarán a explorar los mecanismos para que la guerrilla dé un paso definitivo en el proceso de dejar las armas e ingresar al escenario electoral, tras 50 años de guerra.

Si el resultado es positivo, el debate sobre el segundo punto de la agenda de diálogo (participación política) podría sentar las bases de un movimiento desde el cual las Farc puedan competir, en las urnas, por los cargos de elección popular.

Para nadie es un secreto que la insurgencia tiene la intención de aspirar a concejos, alcaldías, asambleas, gobernaciones, Congreso y, por qué no, a la Presidencia. De hecho, su discurso de guerra se ha basado en la meta de “llegar al poder”. Ahora, desde la perspectiva de la paz, el Gobierno está dispuesto a dar las garantías para que ese escenario sea viable.

Sigue leyendo

Who are Colombia’s ‘enemies of peace’?

20130528-231952.jpg

Since the Colombian government initiated peace talks with the FARC, the phrase “enemies of the peace” has become a regular occurrence. However six months down the line, the question…

Sigue leyendo

Carta de Margarita Hernández G., al Presidente Santos

Sr. Presidente tenga FE en DIOS que ésta vez si se dará la paz en Colombia.

Dios ha escuchado el clamor del pueblo colombiano durante tantos años y ha sido movido a misericordia, se que Dios tiene el control de estos diálogos de paz, solo le pido que encomiende todo este proceso de paz a Dios e invitelo a que sea El el mediador entre ambas partes, solo así se harán las cosas de una manera justa.

Solo le digo que Dios está con Colombia y la paz se dará por que El así lo quiere y lo ha decidido. Dios es el dueño de los tiempos y este es el tiempo que escogió para que se de la paz en Colombia, solo le pido a Dios que le de mucha sabiduría para que sea un gobernante justo, humilde, que prevalezca en usted el amor a Dios primero, a su pueblo, trabajando con empeño por los más necesitados y acabando con la pobreza en Colombia, de esa manera podrá decir he cumplido con mi pueblo.

No olvide consultar todo a Dios, El es su mejor consejero.

Dios lo bendiga y lo guíe siempre.

Margarita Hernández G (Colombiana)
Enviada a través de RedesColombia.com @JuanManSantos

Avanza proceso de Paz

La OEA afirma que hay avances significativos en proceso de paz en Colombia – 20120321-Caracol.com.co http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/la-oea-afirma-que-hay-avances-s…
A %d blogueros les gusta esto: