Un proceso de paz largo no es necesariamente mejor / Análisis

Con el anuncio de Santos y la reelección, las Farc van a querer eternizar la negociación.

Al poner sobre la mesa esta semana su carta más fuerte para la reelección –un acuerdo de paz definitivo con las Farc–, el presidente Juan Manuel Santos dio por hecho que la negociación con esta guerrilla se tomará más tiempo del que esperaba.

Esto, que al principio lo mortificaba, que ha sido punto de tensión en La Habana y cuyo quiebre algunos verán hoy como mero cálculo electoral de Santos, es, frente a la negociación, un acto de realismo.

Si bien ni el Presidente ni el país quieren ni aguantarían negociaciones eternas, en el mundo han sido más escasas las cortas que las largas. Lo demuestra un balance de 25 procesos de paz del español Vicenç Fisas, que por varios años hizo para la ONU el corte de cuentas de los diálogos para terminar conflictos.

Los procesos de paz han pasado por extremos impensables, como el de Armenia-Azerbaiyán, que duró 23 años, y el de India, que fue de 16, y por casos rápidos, de 8 meses, como el de Indonesia. Es el único que ha gastado menos de un año.

El siguiente más corto fue el de Nepal, de un año, pero de ahí en adelante, con excepción del de Senegal, ninguno duró menos de dos.

Similitudes con Guatemala

El de Colombia, como es obvio, ya no fue de meses. Pero hacerlo en un tiempo razonable es el nuevo desafío, ahora que, ante la campaña de reelección de Santos, la segura tentación de las Farc será estirarlo.

En conversaciones informales, delegados de esta guerrilla suelen mencionar la negociación de Guatemala, de seis años –de 1991 a 1996–, como ejemplo de que la paz no puede hacerse a las carreras. Allá la negociación con la Unidad Revolucionaria Nacional pasó por tres presidentes.

La parte buena de la historia es que el proceso de paz nunca se rompió y esta guerrilla firmó la paz con el político de derecha Álvaro Arzú. La mala, que en este mismo gobierno fracasó el referendo sobre los cambios constitucionales que requería el acuerdo. No pocos atribuyen el fracaso a que Arzú no estaba interesado en los acuerdos y no cumplió su promesa de promover el referendo.

Aunque otras negociaciones han ido a la par de campañas presidenciales y legislativas, el parecido nuestro con Guatemala es algo que las Farc no deberían pasar por alto.
Santos, que se la juega por el proceso de paz, es una opción para el siguiente periodo presidencial, pero otros, como el uribista Óscar Iván Zuluaga, con todo y su actual bajo perfil, son una probabilidad.

Aquí es donde entra la opinión pública, a la que hay que convencer con resultados y a la que las Farc suelen ignorar. Y un proceso de paz largo no significa mejor, como bien lo muestra la historia guatemalteca.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
Twitter: @margogir

“Nunca antes se había llegado tan lejos en el camino para terminar el conflicto”

 ☞ Alocución del Señor Presidente de la República de Colombia Juan Manuel Santos – 6 de noviembre

Este miércoles en La Habana se lograron cinco acuerdos concretos sobre el punto 2 de la negociación: poner en marcha un sistema integral de seguridad para el ejercicio de la política, desarrollar un mecanismo por medio del cual se expida un Estatuto para la Oposición, impulsar normas que garanticen la participación, crear una Misión Electoral de expertos, y crear Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz en la Cámara de Representantes para los territorios que más han sufrido la violencia.

Yo entiendo la impaciencia y el escepticismo de algunos –soy el primer impaciente– pero tenemos que entender que la paz no se hace con los enemigos.

‘Reacción de las Farc es incomprensible’: De la Calle

El Gobierno le responde a ‘Timochenko’, quien dijo que iba a revelar ‘la verdad’ del proceso de paz.

Proceso de paz

El Gobierno respondió este jueves a la carta leíada por alias ‘Timochenko’.
Foto: AFP Y ARCHIVO PARTICULAR

El jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, respondió este jueves a la dura carta que envió ‘Timochenko’ al presidente Juan Manuel Santos en la que dijo que revelará “la verdad” sobre el proceso de paz. (Lea sobre la carta del jefe máximo de las Farc)

De la Calle afirmó que la “reacción de las Farc es francamente incomprensible” y recordó a la guerrilla que, desde el principio, hay un acuerdo de confidencialidad entre las partes. “Para el Gobierno la supuesta revelación no constituye ni puede constituir una amenaza”, señaló De la Calle.

El jefe negociador del Gobierno agregó en una rueda de prensa, citada en el norte de Bogotá, que “lo que les molesta a las Farc es que el Gobierno sigue fiel a la agenda y no se desviará”.

Recordó, además, que “el mayor seguro para la ciudadanía es que cualquier acuerdo al que se llegue debe ser refrendado por los colombianos”.

Ayer miércoles, el jefe máximo de las Farc, Timoleón Jiménez, alias ‘Timochenko’, dio a conocer una carta dirigida a Santos en la que le reclama “imposiciones unilaterales” del Gobierno en la mesa de paz de La Habana.

“Pese a sus manifestaciones de encontrar una salida política, Santos, alucinado, confía en doblegarnos con gruñidos. Estamos muy viejos para eso. La clave está en consensuar, en cambiar para bien esa actitud arrogante y mezquina”, señaló el jefe de las Farc.

Timochenko’ menciona como imposiciones el Marco Jurídico para la Paz y el proyecto de referendo que hace curso en el Congreso para que los colombianos se pronuncien sobre eventuales acuerdos con esa guerrilla en un día electoral del 2014, y sostiene que cada cosa que dice su delegación en La Habana para el gobierno no merece ser discutida.

Afirma que “cada gesto de reconciliación” de las Farc es asumido por el presidente Santos como producto de una derrota militar.

El máximo jefe de las Farc remata su carta a Santos anunciando un informe de sus delegados en La Habana a Colombia y el mundo, sobre lo que está ocurriendo en La Habana: “Ante tan grande ofensiva discursiva y mediática contra nosotros y lo que sucede en la Mesa, con el exclusivo propósito de que el país y el mundo conozcan en verdad lo que ocurre, he decidido autorizar a nuestros voceros en La Habana la elaboración de un informe al pueblo colombiano. Tenemos una gran responsabilidad ante él, y tanta retórica hace daño, Santos”.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

En reinicio de diálogos, Farc reiteran rechazo a referendo sobre paz

Ivan Márquez

Iván Márquez rechazó propuesta del gobierno de referendo sobre paz.
Foto: ELIANA APONTE/ EL TIEMPO

‘Iván Márquez’ declaró en La Habana que dicha vía de refrendación “no es vinculante”.
Mediante un comunicado leído por el líder del equipo negociador de las Farc, ‘Iván Márquez’, la guerrilla señaló que no aceptarán la propuesta “unilateral” de referendo realizada por el presidente Juan Manuel Santos, pero señaló que se mantendrá en la mesa de negociaciones de La Habana para buscar la paz.

Los delegados de las Farc y del Gobierno retomaron este lunes las conversaciones tras la breve “pausa” que decidió hacer el grupo guerrillero el viernes pasado para analizar la propuesta.

‘Márquez’ leyó el comunicado ante medios en La Habana este lunes confirmando que “se mantendrán en la mesa fieles al compromiso de buscar la paz”, aunque rechazó la iniciativa del Gobierno sobre un referendo.

“No la acompañamos, ni sujetamos los diálogos y sus resultados a dicha decisión unilateral”, indicó Márquez, tras advertir que la propuesta no es “vinculante”.

Sigue leyendo

Las Farc anuncian cese del fuego unilateral por dos meses

Paz

Los dialogos de paz se instalaron oficialmente en Oslo, Noruega, en octubre.
Foto: Archivo / EL TIEMPO

La guerrilla informó que habrá cese a partir de mañana 20 de noviembre y hasta el 20 de enero.

El coordinador de los negociadores de esa guerrilla, ‘Iván Márquez’, anunció una tregua unilateral a partir de mañana y por dos meses.

“El secretariado de las Farc, acogiendo el inmenso clamor de paz de los más diversos sectores del pueblo colombiano, ordena a las unidades guerrilleras en toda la geografía nacional el cese de toda clase de operaciones militares ofensivas contra la Fuerza Pública y los actos de sabotaje contra la infraestructura pública o privada”, dice el comunicado de las Farc. (Vea aquí una cronología de los hechos más relevantes del actual proceso de paz)

Este texto fue leído por ‘Márquez’ segundos después de ingresar al Centro de Convenciones de La Habana, donde a partir de este lunes se encuentran reunidos los negociadores de esta guerrilla y del Gobierno para comenzar a discutir la agenda de cinco puntos, pactada en agosto 26. Se supone que el tema de tierras será el primero en aboradarse.

Sigue leyendo

Colombia se da de plazo hasta junio para conseguir un avance en el diálogo con las FARC

BOGOTÁ, 12 Sep. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno colombiano se da de plazo hasta junio del próximo año como muy tarde para lograr avances en el diálogo que prevé iniciar el 8 de octubre en Oslo con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) o de lo contrario abandonará las conversaciones, según informa este miércoles Caracol Radio.

Según la emisora, si entre abril y junio no hay un avance concreto, en al menos uno de los cinco puntos planteados en el acuerdo firmado con la guerrilla y que sienta las bases del diálogo que prevén mantener, el Gobierno de Juan Manuel Santos abandonará las conversaciones.

La opción de darse un plazo límite ha sido apoyada por todos los sectores a los que el presidente y sus ministros expusieron la semana pasada el alcance del documento firmado en La Habana el pasado mes de agosto, según Caracol.

Ayer, Santos apuntó que las negociaciones con las FARC podría dar resultados “más rápido de lo que la gente imagina”. El presidente aseguró que el Gobierno “tiene toda la determinación para poner fin al conflicto”, de modo que “si la contraparte está con la misma determinación, las negociaciones se pueden dar en términos más rápidos de lo que la gente se imagina”.

Fuente: Europa Press / Caracol Radio

FARC`s PR war a threat to Colombian peace talks?

Colombia’s President Juan Manuel Santos is fighting a public relations war with FARC guerrillas who in days will fly to Norway to start negotiations to end five decades of conflict.

Peace depends on the will of the FARC to negotiate, and the ability of the government to provide the terrorists an alternative to armed combat.

The government has done its part.

Since coming to power in 2010, the president has rushed through a new legal framework of transitional justice that will permit integration of demobilised guerrillas into civilian life; offering a route to legitimate political representation through the power of the ballot box.

But the key question is whether the FARC have done enough to show they too are serious about peace.

Those loyal to ex-president Alvaro Uribe suggest not; pointing to the rebels’ press conference held last week in the safe-house of the Cuban capital, Havana, as evidence the FARC are playing a huge confidence trick.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: