“Y mi hijo, ¿qué?”

Según País Libre, todavía hay 450 personas en manos de la guerrilla.

Por: Ángela Rojas Vargas

Hace 14 años las Farc secuestraron a Óscar Granados, hijo de Gladis Granados.

Con este cartel de la foto de su hijo, Gladis Granados, de 60 años, asiste a todo plantón y marcha que se realiza por la libertad de los secuestrados. /Andrés Torres

Con este cartel de la foto de su hijo, Gladis Granados, de 60 años, asiste a todo plantón y marcha que se realiza por la libertad de los secuestrados. /Andrés Torres

Desde hace 14 años, Gladis Granados vive inmersa en la contradicción. Mientras el país observaba el fin de la zona de distensión, la muerte de grandes jefes de las Farc como Víctor Julio Suárez Rojas, alias El Mono Jojoy, o Luis Édgar Devia Silva, alias Raúl Reyes y, más recientemente, los anunciados diálogos de paz, ella sentía que la posibilidad de volver a saber de su hijo, Óscar Augusto Granados, secuestrado por las Farc desde hace más de una década, se desvanecía otra vez.

A Óscar se lo llevaron tres hombres de las Farc el 5 de septiembre de 1998, cuando iba en una camioneta con su novia por Guasca (Cundinamarca). Para doña Gladis, la zona de despeje establecida en San Vicente del Caguán en 1999 significó la oportunidad de ver cara a cara a los responsables del plagio y, armada de coraje, allá llegó. En esa oportunidad pidió la liberación de su hijo y, por paradojas de la vida, incluso logró establecer una especie de amistad con los culpables de su más grande dolor. Este vínculo tan antinatural se dio porque sabía que ellos y sólo ellos podían terminar con el drama de Óscar Augusto.

Para su desconsuelo, la zona de distensión llegó a su fin el 20 de febrero de 2002. La terminación de las negociaciones entre el Gobierno y las Farc fue el cierre de su contacto con el grupo guerrillero. “Después de eso, ¿yo en dónde los buscaba?”, dice. Además, años más tarde, el Ejército se encargaría de abatir a los jefes guerrilleros con los que había logrado algún acercamiento. La muerte de cada uno le “dolió como si hubiera fallecido un ser querido”, porque sin ellos en el panorama perdía cualquier contacto, cualquier posibilidad. “Todo el país feliz, y yo lloraba día y noche porque había perdido todo el esfuerzo”, expresa.

Las pocas conexiones que logró establecer en los años siguientes fueron a través de falsos excombatientes que, con la promesa de información, le sacaron importantes sumas de dinero. Cegada por la ilusión, a uno de ellos incluso llegó a tratarlo como a un hijo. Lo tuvo en su casa durante más de un año, lo alimentó, le dio dinero, ropa y cuanta cosa le pedía, todo para descubrir que no tenía ningún contacto con las Farc y que “de la forma más cruel” se había aprovechado del anhelo más profundo que guardaba en su corazón.

Sigue leyendo

Se abre un nuevo camino para descubrir el tesoro de Eldorado

Compuesto por tres lagunas: Teusaca, Guasca y Siecha, el sendero de las lagunas de Siecha es uno de los territorios sagrados donde los muiscas peregrinaban.

Vodpod videos no longer available.

more about “Se abre un nuevo camino para descubri…“, posted with vodpod
A %d blogueros les gusta esto: