Grabación de la Policía revela persecución a grafitero colombiano

20130815-181345.jpg

Photo: Miami NewTimes

El audio registra los momentos previos a la muerte de Israel Hernández, por una descarga eléctrica.

El joven de origen colombiano murió tras recibir un impacto de un taser, una pistola eléctrica, en principio, no letal.

La comunicación radial, grabada a las 5:13 a.m. del 6 de agosto, narra la persecución de la Policía de Miami a Hernández, quien fue sorprendido pintando un grafiti en un local abandonado.

En la cinta se escucha a un policía que cuenta cómo el sospechoso huyó corriendo. “Es un joven latino, con una sudadera color crema”, se escucha.

Tras varios minutos, un intercambio con el operador de turno da cuenta de que no se consideraba a Hernández como una persona peligrosa. El policía dice: “Es un grafitero, vamos a buscar en el área”. A ello, el operador pregunta: “¿Así que no quiere un perímetro? La respuesta del agente es: “No, como dije, es un delito menor. No vamos a sacar los perros por esto. Probablemente se está escondiendo en alguna parte”.

Pocos minutos después, el policía indica que el sospechoso está en custodia. Sin embargo, anota: “No sé si tiene un ataque, necesitamos una ambulancia. Está respirando”. Cuatro minutos después, cuando llegan los paramédicos, le informan al operador que el joven sufrió un paro cardiaco.

La Policía indicó que el joven aparentemente corrió hacia los oficiales, que tomaron la decisión de impactarlo una vez, de frente, con un taser. Se trata de un arma capaz de descargar una corriente eléctrica de 50.000 voltios que, se supone, produce parálisis muscular temporal, pero no daños permanentes.

Sin embargo, hay docenas de reportes de fatalidades y, si bien se les sigue describiendo como “no letales”, un informe de Amnistía Internacional da cuenta, entre 2001 y 2012, de al menos 500 muertes en EE. UU. tras recibir descargas de estos aparatos.

En abril de 2012, George Salgado, un joven de origen cubanohondureño, murió en Miami después de recibir cinco disparos de taser de la policía.

Hernández, conocido en los circuitos de arte alternativo en Miami por el seudónimo de ‘Reefa’, fue llevado al hospital Mount Sinai, donde fue declarado muerto. La Fiscalía de Miami Beach y la Oficina Forense del Condado de Miami Dade investigan el caso. El policía que usó el arma eléctrica fue puesto en licencia remunerada.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
Fuente: El Tiempo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: