Las Nuevas Armas No Letales

LAS NUEVAS ARMAS NO LETALES

20130811-084803.jpg
Por Juan José Hoyos

“Un adolescente de apenas 18 años con un futuro prometedor está muerto porque un policía de Miami Beach le disparó con una pistola Taser. Su crimen aparente: un grafiti”.

Así describió la Unión Americana de Libertades Civiles la muerte del joven colombiano Israel Hernández, después de recibir un disparo con un arma “no letal” que inmoviliza a las víctimas con descargas eléctricas de 50 mil voltios.

El joven murió en la madrugada del martes cuando fue descubierto por la policía mientras pintaba un grafiti en un restaurante abandonado.

El muchacho echó a correr y uno de los agentes que lo perseguía disparó su pistola eléctrica para inmovilizarlo. Él quedó tendido en el suelo. Varios testigos dijeron al diario The Miami Herald que vieron a los policías “riéndose, dándose palmadas y felicitándose” mientras el muchacho estaba tirado en el pavimento.

Israel Hernández era un estudiante del Miami Beach Senior High School, delgado y de pequeña estatura, aficionado al deporte de las patinetas.
20130811-085730.jpg

En su barrio era reconocido como pintor de murales y escultor. Con sus obras ganó varios premios en el Festival de Arte Basel.

Según sus amigos, su sueño era crear una marca propia de patinetas decoradas con sus pinturas.

La pistola usada por el policía dispara dos flechas sujetas a un cable que traspasan la ropa y se clavan en la piel. Luego, a través del cable se desprende una descarga eléctrica que provoca una parálisis total y momentánea de los músculos del cuerpo.

Desde el punto de vista clínico no hay ninguna duda de que un disparo con Taser en el pecho puede causar un paro cardíaco y luego la muerte. En fin de cuentas, el corazón también es un músculo.

Al margen de su letalidad, la descarga produce un fuerte dolor en la víctima, sin dejar grandes marcas, por lo que la policía puede emplearla como arma de tortura encubierta.

Por esto, el Comité de la ONU contra la Tortura ha recomendado prohibir su uso en las fuerzas de policía.

Sin embargo hoy, por lo menos 12 mil cuerpos policiales usan más de 280 mil pistolas Taser en 45 países, entre ellos EE. UU., Canadá, Portugal, Francia, Reino Unido, Alemania y España.

Según las estadísticas de la empresa fabricante Taser International, en el mundo “cada día se usa una pistola Taser 904 veces, salvando una vida de una muerte potencial o una lesión severa cada 30 minutos”.

La página web de la empresa muestra un reloj con imágenes en vivo de los efectos de los disparos “no letales” de esta arma cada dos minutos en EE. UU., donde su uso y su venta no está bajo ninguna regulación del gobierno ya que no es un arma de fuego.

Los hechos contradicen estas cifras. Amnistía Internacional dice que entre 2001 y 2012 al menos 500 personas en EE.UU. murieron después de recibir descargas de una pistola Taser. En California, un conductor al que la policía detuvo por una infracción de tránsito murió hace dos años después de que los policías le dispararon 16 descargas.

En 2013 han muerto 41 personas. Israel Hernández es la víctima 42. La industria de las armas no solo fabrica pistolas.

También fabrica palabras que esconden el significado verdadero de las mercancías mortales que produce.

Fuente: El Colombiano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: