Las siete claves para comprender la sentencia en La Haya

20121125-133840.jpg

La Corte Internacional de La Haya está integrada por 15 magistrados elegidos por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para un período de nueve años.
Foto: Archivo / EL TIEMPO

Lo que ganaron y perdieron ambos países tras histórica decisión. Análisis del texto, de 180 folios.

Colombia perdió esta semana en la Corte Internacional de Justicia de La Haya una pelea que duró más de una década en ese tribunal y cuyos antecedentes datan de 1969, cuando Nicaragua empezó a oponerse a la interpretación de Bogotá sobre los alcances del Tratado Esguerra-Bárcenas. (Lea: entrevista a la canciller María Ángela Holguín).

Managua no logró soberanía sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y tampoco que la Corte admitiera una de sus pretensiones: prolongar su plataforma continental 400 millas, lo que habría puesto el límite marítimo casi frente a Cartagena. (Lea: ¿Colombia debe acatar o no a la Corte Internacional de Justicia?).

En cambio, tomó una determinación que terminó arrancándole al país entre 50.000 y 100.000 kilómetros cuadrados de mar. Los jueces señalaron que el meridiano 82 no representaba límite marítimo y proyectaron el mar territorial de Nicaragua en una zona que, por siglos, ha formado parte de los mapas nacionales y sobre la cual Colombia ha ejercido soberanía ininterrumpidamente. (Lea: Gobierno hace consultas sobre escenarios posibles).

El Gobierno ha cuestionado las bases del fallo y sigue estudiando alternativas frente a este. Estas son las siete claves de la decisión, que tiene 180 páginas y que fue redactada en inglés y francés, los idiomas oficiales de La Haya. (Lea: Ecuador, el otro pleito ante la Corte Internacional de Justicia).
Meridiano 82, la frontera borrada por La Haya
1. Colombia, dueña de la tierra
Como ya lo había señalado en una decisión previa del 2007, la Corte Internacional de La Haya reconoció que “Colombia, y no Nicaragua, tiene soberanía sobre las islas (San Andrés, Providencia y Santa Catalina) y sobre los cayos de Alburquerque, Bajo Nuevo, East-Southeast Cays, Quitasueño, Roncador, Serrana y Serranilla”. Fue la parte favorable del fallo.
2. Los límites del tratado
En esa decisión del 2007, la Corte reconoció que el Tratado Esguerra-Bárcenas, de 1928, que reconoció la soberanía colombiana sobre el archipiélago, tenía plena vigencia. Pero allí también dejó abierta la discusión sobre los límites marítimos, al señalar que estos no habían sido definidos en ese arreglo, como lo sostenía Colombia.
3. El argumento de la Corte
La Haya desechó el argumento de Colombia de tomar todo el archipiélago como base de su proyección territorial, y lo limitó a las grandes islas. En ese punto, denominado ‘costa pertinente’, le reconoció a Nicaragua 531 kilómetros frente a 65 de Colombia. Eso, señala el internacionalista Ricardo Abello, llevó “al desbalance en la repartición del agua”. La proporción de repartición fue de 8 a 1 en favor del demandante.
4. Cuestionamientos del fallo
Abello señala que la Corte cometió “un error de apreciación” al tomar el archipiélago como fragmentado. “Esto lleva a la situación sui generis de que hay dos enclaves colombianos en aguas que ahora son nicaragüenses -dice el académico de la Universidad del Rosario-. Con esto, La Haya generó una situación de conflicto en lugar de resolver un problema, que era lo que se le había pedido”.
5. ‘Quitasueño no emerge’
La Corte dice que Colombia no demostró plenamente que el cayo de Quitasueño emerge del mar, lo que les restó peso a los argumentos colombianos de tomar como ‘costa pertinente’ ese pedazo de tierra al norte de San Andrés. En consecuencia, las 200 millas de mar territorial nicaragüense se adentraron en las antiguas aguas colombianas.
6. Libre navegación se mantiene
El fallo señala que las aguas que rodean los cayos son de libre navegación, si bien la explotación de las riquezas submarinas (pesca y recursos petroleros y minerales) es derecho de Nicaragua. Por ello, la Armada colombiana ha dicho que mantendrá presencia y vigilancia hasta el meridiano 82.
7. Qué le negaron a Nicaragua
Además de la pretensión sobre las islas, la Corte se negó a extender el mar territorial 400 y no 200 millas (lo que habría llevado la soberanía de Managua casi frente a Cartagena y habría convertido a todo el archipiélago en un enclave), y a una condena al país por supuestamente violar leyes internacionales.

Fuente: El Tiempo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: