#TLC también cobija compras por #Internet

El comercio electrónico está en alza. En el 2011 movió US$ 43.000 millones en A. Latina.

La entrada en vigencia, el pasado martes, del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos coincidió con la divulgación de las cifras del comportamiento del comercio electrónico en América Latina en el 2011.

Según el vicepresidente Global de Productos de Visa, José María Ayuso, el comercio electrónico creció 42,8 por ciento en el periodo mencionado, hasta acumular 43.000 millones de dólares.

Colombia, de acuerdo con la misma información, participó con el 2 por ciento de esa torta, es decir, con 860 millones de dólares.

Ayuso comenta que las compras por Internet se dispararán cuando las tarjetas débito se utilicen masivamente como medio de pago en esta modalidad de comercio.

¿El TLC con Estados Unidos puede aumentar el uso del comercio electrónico de doble vía y, en principio, aterrizar la expectativa de ahorros importantes para los compradores colombianos?

Más allá de superar asuntos relacionados con la seguridad de las transacciones y la aceptación generalizada de medios de pago, como la tarjeta débito, que son aspectos puramente tecnológicos, en principio la respuesta es afirmativa.

La razón es que, en virtud del acuerdo, Colombia eliminó los aranceles para cerca del 82 por ciento de los productos industriales de Estados Unidos y este lo hizo para la casi totalidad de los bienes colombianos, lo cual debe estimular el intercambio comercial con importantes beneficios para la población de los dos países.

En otras palabras, el gravamen arancelario desaparece sin importar si la compra del producto se hace a través de los métodos tradicionales o del aún ‘nuevo’ del comercio electrónico, por lo que, en principio, los compradores usuarios de esta modalidad obtendrán un ahorro.

Así, por ejemplo, algunas camisetas de fibras sintéticas tienen un arancel de 15 por ciento; sin embargo, no pagan este impuesto si provienen, entre otros países, de Estados Unidos o Canadá (con este último también está vigente un Tratado de Libre Comercio desde el 15 de agosto del año pasado).

Igual sucede con los carretes de pesca, cañas de pescar y cazamariposas, cuyo arancel general es de 5 por ciento, pero si se importan desde los dos países mencionados no se les aplica este gravamen.

Expertos en el tema del comercio electrónico, sin embargo, han advertido a quienes hacen compras en línea que, luego de buscar y comparar (en la web) el producto que requiere, para no casarse con la primera oferta que encuentre, es crucial verificar los costos de envío para saber con precisión cuál es el valor total de la compra, inclusive ahora que gran parte de las mercancías de Estados Unidos no paga aranceles al ingresar a Colombia, y así evitarse una desagradable sorpresa que fácilmente llegue a la frustración.

El punto es que es posible que, a pesar de la eliminación del arancel, una compra en línea puede resultar más costosa que si se hace en un almacén especializado, por los cargos del transporte del producto desde Estados Unidos hasta Colombia. Los volúmenes de importación para un almacén son mucho más grandes, lo que les permite conseguir mejores precios y con menores tarifas de transporte. Tampoco pagan arancel y pueden trasladar la reducción a sus clientes.

Negocio en alza a largo plazo

Se espera que la región de América Latina y el Caribe experimente un crecimiento de 26 por ciento en el comercio electrónico en el 2012 y de 28,5 por ciento en el 2013.

Se prevé que para el 2015 la Internet móvil genere mayor actividad de compra, dada la penetración que hay de ‘smartphones’ y tabletas.

El costo del envío marca la diferencia

Para el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, la eliminación de los aranceles que impone el TLC con Estados Unidos tendrá un impacto favorable en el bolsillo de los colombianos. El funcionario enfatizó en que para equipos de tecnología, como computadores, televisores, tabletas, celulares, semiconductores y equipos científicos, Colombia se adhirió al Acuerdo de Tecnología de la Información de la Organización Mundial del Comercio, que obliga a desgravar estos productos.

El comercio electrónico no es la excepción de ese desmonte.

No sobra advertir que muchos productos, sin importar su procedencia, tienen arancel cero, como los binoculares, telescopios ópticos o computadores portátiles de peso igual o inferior a 10 kilos, por lo que una compra electrónica solo hará la diferencia por la velocidad de la entrega y los menores costos del transporte.

JORGE CORREA C.

Redacción de Economía y Negocios

Portafolio.co http://m.portafolio.co/negocios/tlc-tambien-cobija-compras-internet

Anuncios

Una respuesta

  1. Todas las compras en un futuro serán por internet, lo más importante es lograr fidelizar a los usuarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: