‘Santos ha mejorado muchísimo las relaciones’, admite Rafael Correa

'Santos ha mejorado muchísimo las relaciones'El presidente de Ecuador insiste en que intentaron darle un golpe de Estado. Habló con EL TIEMPO.

Ecuador aún no ha conseguido superar el debate sobre lo que en realidad sucedió el pasado 30 de septiembre.

Para el Gobierno, aquel motín policial fue un claro intento de golpe de Estado. Para la oposición, no pasó de ser una protesta laboral que la actitud del presidente Correa convirtió en una grave crisis institucional.

Sobre esto, y los obstáculos que aún se deben superar para restablecer las plenas relaciones con Colombia, Correa habló con EL TIEMPO.

Su tesis del golpe de Estado no cuaja del todo. Algunos analistas y medios internacionales y locales lo ponen en duda.
Para mí que ciertos medios nacionales e internacionales que odian al Gobierno y tratan de contradecir en todo, si me asesinaban habrían sido capaces de decir que era suicidio. Pero creo que para la mayoría del pueblo ecuatoriano, que algo de sentido común tiene, y que ama la verdad sin esos fundamentalismos que mantienen ciertos periodistas y políticos contrarios al Gobierno, es más que evidente que este no fue un reclamo salarial de la Policía.

Hay opiniones y encuestas que responsabilizan de lo sucedido a su actitud.
¿Cuál es la actitud?, ¿me lo puede explicar?

Eso de abrirse la camisa, gritar que lo maten…
Ahí sí están haciendo un reduccionismo deshonesto. Hay seudoanalistas que dicen que yo me fui a meter a la boca del lobo. ¡Por Dios, estamos en la América Latina del siglo XXI, qué boca del lobo! Estamos hablando de un cuartel de la Policía y de su comandante, que es el Presidente. ¿De qué me están hablando? Jamás se me informó que era una insubordinación; se nos informó que la policía se rehusaba a salir a trabajar porque creía que la Ley de Servicio Público la había perjudicado.
Por eso el Presidente va a dialogar, pero desde que llegamos nos damos cuenta de que es una trampa. Nos reciben con gas lacrimógeno, creímos que era algún desaprensivo aislado, pero decidimos entrar y bloquean la puerta, por lo que no ingresó el resto de mi seguridad; les echan gas pimienta, pinchan las llantas con punzones. Y ni bien entramos, no dicen: “Presidente, ¿nos puede explicar esto?”; sino: “¡Abajo los comunistas!, ¡Fuera los cubanos!, ¡Fuera Venezuela!, ¡Muera Correa, viva Lucio Gutiérrez!”. Insisto: las motivaciones no eran salariales, eran políticas; y cuando salió el Presidente, se trata de atentar contra él, maltratarlo. Eso lo vio todo el mundo.

Es claro que usted está gobernando una sociedad polarizada.
No, lo que pasa es que nunca ha habido un Gobierno con tanto apoyo popular en la historia reciente, pero siempre hay un 25 por ciento que se va a oponer y quieren que gobernemos en función de ese 25. El país está más unido que nunca, pero obviamente no se puede contentar a todo el mundo. Esos pocos no contentos son los grupos de poder de siempre, que tienen medios de comunicación, poder económico, social, político y hasta religioso. Entonces, parece que la sociedad estuviera polarizada.

¿Se puede decir que con la reciente crisis la Unasur asumió el liderazgo en la solución de los conflictos en la región?
Sí, yo creo que eso es claro. El 30 de septiembre a nivel regional marcó un hito porque no nos quedamos sólo en retórica de solidaridad y respaldo, pero sin eficacia, sin eficiencia y sin contundencia. La reacción de Unasur, además de solidaria, fue tremendamente eficiente. Cualquier intento de desestabilización en Ecuador o en cualquier Estado de la región, cualquier Gobierno de facto que se quiera instalar no va a tener ninguna capacidad de subsistir. De hecho, Colombia y Perú cerraron las fronteras. Creo que es un hecho inédito y un paso sustancial en la construcción de la democracia y en la integración de América del Sur.

¿Qué falta para reanudar las relaciones diplomáticas con Colombia?
El gobierno del presidente Uribe se comprometió a darnos información sobre el bombardeo. Ya nos dio información del disco duro de las computadoras que, aparentemente, no se puede leer, pero queremos la del bombardeo.
También hemos dicho que debe haber corresponsabilidad en el tema de los aproximadamente 50 mil refugiados colombianos y más de 100 mil solicitudes más. El presidente (Juan Manuel) Santos ha aceptado todo aquello, pero falta que se traduzca en hechos concretos.
En todo caso, creo que el camino en general para la normalización total de las relaciones marcha por buen camino, pero falta que Colombia cumpla los compromisos.

¿Cuál es su percepción sobre la gestión del presidente Santos?
Creo que ha tenido muchos aciertos, por ejemplo, tratar de normalizar y armonizar las relaciones con sus vecinos. En ese sentido, ha sido muy decidido, muy acertado, incluso muy audaz y en muy corto tiempo ha logrado mejorar muchísimo, sobre todo con Venezuela, lo cual alegra la región.

Eso, más los éxitos militares que ha tenido con las Farc.
En principio nosotros rechazamos toda vía violenta, pero estamos claros que Colombia es soberana y decidirá las mejores vías para asumir sus conflictos.

En esa línea se considera un hito la muerte del ‘Mono Jojoy’
Yo nunca voy a celebrar la muerte de nadie. En todo caso, en principio creímos que el conflicto colombiano no podía resolverse por la vía militar; digo en principio, porque se le han acertado duros golpes a las Farc. Tal vez los hechos recientes puedan dar otra percepción y ojalá se logre resolver ese conflicto. Lo importante es hacerlo con el menor costo de vidas. En todo caso, creo que esa es la vía elegida por el gobierno colombiano. Pero si eligen otra vía, una pacífica y política, y nosotros podemos ayudar en algo, siempre pueden contar con nuestra cooperación.

¿Ecuador solicitará información sobre los computadores de ‘Jojoy’?
Si tratan de involucrarnos nuevamente, por supuesto. Recuerde por qué pedimos los discos duros del computador de ‘Raúl Reyes’. Resulta que nos bombardean y luego éramos culpables del bombardeo. Iniciaron una campaña internacional diciendo que las supercomputadoras que sobrevivieron nos involucraban, que teníamos vínculos con las Farc. Todo eso se fue cayendo por su propio peso.
Si hay una campaña de esa naturaleza, que estoy casi seguro que con el presidente Santos no la habrá, obviamente requeriremos la información pertinente para ver realmente qué dice en esas computadoras. En lo personal, estaba leyendo una entrevista que me hicieron hace meses en EL TIEMPO y le puedo ratificar que en mi vida he conocido a alguien de las Farc.

¿Ecuador siguió investigando los supuestos pinchazos (chuzadas) del DAS a su Gobierno?
Eso quedó en nada. Hubo un desmentido muy fuerte del gobierno colombiano y tuvimos que quedarnos con esa versión oficial.

Defender la revolución

El presidente del Ecuador, Rafael Correa, llamó a la unión para defender la ‘revolución ciudadana’, durante un mitin en el que reiteró que los policías sublevados el pasado 30 de septiembre no solo intentaron matarlo a él sino al ministro del Interior, Gustavo Jalkh, y a la presidenta de la Asamblea Nacional, la oficialista Irina Cabezas.”Fue un milagro que hubiésemos salido ilesos de cuartel de la Policía”, dijo.

Por: MAGGY AYALA SAMANIEGO CORRESPONSAL DE EL TIEMPO QUITO | 2:10 a.m. | 17 de Octubre del 2010

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26.538 seguidores

%d personas les gusta esto: